domingo, 1 de diciembre de 2013

LA VIDA EN LOS RAMAJES





Ya está en la calle mi primer libro de poemas: "La vida en los ramajes". Lo edita Devenir y puede comprarse en las librerías.



“La vida en los ramajes” es un recorrido en cinco partes por distintos lugares que, en principio, podrían parecer alejados los unos de los otros y que, sin embargo, están ligados por el cordón umbilical de la explotación (de clases, de género, de raza). Es un poemario que visibiliza a los explotados y los configura, no como víctimas del sistema, sino como corporeidades resistentes, como subjetividades que transgreden una norma opresiva e injusta en busca de resquicios de libertad. La primera parte del poemario, titulada “La vida en los ramajes”, reivindica una actitud vital fuera de las convenciones, revolucionaria en su desobediencia; una toma de posición ética, estética y política que trata de plantar cara al poder instituido. La segunda parte del libro, “Las Otras invisibles”, indaga en la tradición literaria a la que pertenece para rescatar a una serie de escritoras y personajes de ficción, reescribiéndolos en clave feminista. Denuncia la invisibilización y el olvido de la escritura de mujeres en la configuración del canon literario, así como la construcción interesada y machista de las imágenes de mujer en la literatura escrita por hombres. “La vida en los ramajes” está protagonizada por un sujeto poético en femenino, que se construye desde los valores que históricamente se le han negado a las mujeres: un sujeto poético fuerte, armado hasta los dientes, beligerante incluso en su deseo, tal y como puede verse en la parte titulada “Los modos del deseo o la Mujer-Sujeto” (una serie de poemas eróticos con los que se pretende dar la vuelta a la imagen de la mujer como objeto de deseo y reivindicar una sexualidad donde la mujer es sujeto activo y deseante). Ese sujeto poético-mujer se mira en la parte del poemario titulada “Negritudes” en el espejo de la historia de los afroamericanos desde la época de la esclavitud al surgimiento del Movimiento por los Derechos Civiles, pasando por el nacimiento del jazz como expresión musical de liberación, y establece un paralelismo metafórico entre el modo en que los negros y las mujeres han sido explotados y subyugados por el poder.

4 comentarios:

Diego Colás dijo...

Me lo he comprado esta mañana, aun no lo he terminado pero me está gustando muchísimo. Enhorabuena.

Olalla Castro Hernández dijo...

Muchas gracias, Diego! Me alegro mucho de que te guste! :)

Koba dijo...

Llego un poco tarde para comentar en este entrada, siendo como es de febrero de 2014...

Hace poco me han recomendado tu libro, Olalla, e intentaré hacerme con él como pueda porque creo, por lo que me han dicho y por lo que voy viendo de tu blog, que merece mucho la pena.

De momento, por lo que leo, quería darte las gracias por tu valentía, por dar un paso al frente y dar la vuelta radicalmente a los roles sentimentales e incluso sexuales entorno al hombre y la mujer.

Y me gustaría también, como poeta ocasional, pedirte algún consejo. Verás, me gustaría presentarme a algún certamen de poesía, pero frecuentemente creo que soy demasiado "ocasional" como para hacerlo... Tú que has ganado el Miguel Hernández, ¿habías escrito mucha poesía antes de presentarte al certamen? ¿Cuanto tiempo te llevó completar el libro?

Espero que puedas responderme! Gracias de antemano!

Olalla Castro Hernández dijo...

Perdóname, Koba, no he leído hasta hoy tu comentario. Gracias por tus palabras, antes de nada y, después, decirte que claro, que te animes a presentar a concursos, que no se pierde nada y así te obligas a escribir. Verás, yo llevo toda la vida escribiendo, pero sobre todo prosa. Mis primeras poemas, prácticamente, son los de "La vida en los ramajes". No tardé mucho en tener el esqueleto, porque escribo rápido, pero estuve meses, incluso años en algunos casos, corrigiendo. Espero haberte servido de algo. ¡Un abrazo!